El sector laboral estadounidense se mantiene sólido

La creación de empleo en EEUU ha comenzado de manera vertiginosa en los inicios de este nuevo año, gracias al aumento de 225.000 nuevos empleos durante el pasado mes de enero.

El sector privado ha sido de nuevo el principal responsable en la creación de empleo añadiendo 206.000 nuevos empleos, cifra bastante elevada en comparación con los 142.000 empleos en diciembre. Dentro de esta cifra del sector privado, podemos destacar que la creación fue principalmente concentrada en la industria del sector servicios, en torno a 175.000 nuevos empleos, especialmente en los sectores de sanidad y de educación, con 72.000 nuevos empleos.

Otro dato sorprendente fue la creación de 44.000 empleos en el sector de la construcción, siendo la media mensual durante 2019 de 12.000 nuevos empleos. 

Sin embargo, la cifra de desempleo creció ligeramente hasta el 3.6% en enero, lo que significa un 0.1% mayor que el pasado mes de diciembre, aunque según diferentes expertos y economistas, este hecho se debe a que ha aumentado la población activa en la sociedad estadounidense. Los salarios estadounidenses de igual manera han aumentado alrededor de un 3% en relación a 2018.

Estos datos favorables hicieron que el dólar estadounidense, medido a través del índice DXY, cerrase la semana en territorio positivo. El buen resultado del reporte indica que la economía probablemente más importante del mundo continúe con dinámica positiva y en buen estado de salud, haciendo extender la racha alcista del DXY en los últimos días, hasta alcanzar avances superiores al 0,22%.

Por otra parte, la publicación de datos positivos del informe de NFP también puede dar apoyo al dólar en una visión más largoplacista. Si hace una semana, la probabilidad de que la FED recortara tasas de interés era de un 35%, ahora mismo, tras la publicación de los datos favorables de empleo, es de un 30%. El único problema que podría hacer intervenir a la FED y reevaluar su postura monetaria es la posible desaceleración económica global debido al brote de coronavirus.