La FED comienza 2020 manteniendo los tipos de interés

La Reserva Federal mantiene su tasa de interés y continúa en la política de estabilizarlas durante el año de elecciones a la presidencia estadounidense.

La información recibida desde que el Comité de Operaciones de Mercado Abierto, FOMC en sus siglas en inglés se reunió en diciembre indica que el mercado laboral se mantiene fuerte y la actividad económica ha crecido a un ritmo moderado. El empleo se ha mantenido sólido durante los últimos años y las tasas de desempleo mantienen su descenso. Por otra parte, en los últimos 12 meses, la inflación general está por debajo del 2%, objetivo de la FED en estos momentos, dato que al no lograrse podría hacer pensar que habría motivos de que el Banco Central baje los tipos de interés.

En relación con el estatuto reglamentario, los próximos objetivos del Comité es maximizar el empleo y la estabilidad del precio, y es por eso por lo que decidieron, el pasado 29 de enero, mantener el rango de las tasas de interés entre el 1.5% y el 1.75%.

“Nosotros creemos que la política monetaria está perfectamente posicionada para servir a los ciudadanos americanos” agregó el Presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, tras la decisión de mantener los tipos. “El ratio actual es apropiado para sostener la expansión de la actividad económica”

Además, Powell comentó la situación internacional que actualmente puede poner en peligro la economía global e incluso la de EEUU. Recalcó los conflictos actuales, como son la firma del primer acuerdo entre EEUU y China, la resolución del Brexit y el escenario actual relacionado con el Coronavirus. “Probablemente hay una ligera disrupción en la actividad China y en la global. Sin embargo, es incierto el tamaño de los efectos económicos que serán afectados por esta situación. Estamos muy precavidos para monitorizar la situación” dijo Powell

El año pasado la FED redujo las tasas de interés 3 veces tras haberlas subido 4 veces en el año 2018. La decisión de FED se produce un día después de que el Presidente Donald Trump presionara a Powell para bajar las tasas, argumentando que esto haría a EEUU más competitivo con otros países. Sin embargo, la FED espera eludir las muy bajas e incluso negativas tasas de interés que existen tanto en Europa como en Japón, las cuales pueden ser consideradas como evidencias de una economía que se debilita.